Mientras algunos esperan la salida del nuevo iPhone en su localidad, otros ya disfrutan del nuevo terminal como es el caso de los chicos de Blendtec, aun que a diferencia de muchos, ellos no lo utilizaran para una revisión si no para, como no, pasarlo por su famosa licuadora.

Como ya fue el caso del iPhone 3GS, el iPhone 4 y por supuesto las dos generaciones de la iPad reducen el nuevo smartphone de la manzana a simple polvo. Esto demuestra lo lejos que puede llegar la publicidad viral por internet.